Inicio

Centro de Psicología Sanitaria Ignacio Jiménez

 

Registro Sanitario Nº 09 C-22-0124 Psicólogo

Los Estados Emocionales Negativos hacen que tu cerebro "sienta hambre" y necesites comer. Recuerda: La comida no es un premio.

 

CENTRO DE PSICOLOGÍA SANITARIA Ignacio Jiménez psicólogo Avda. Cantabria Nº 41 09006 Burgos. Tlf 639 954 290

¡¡Evaluación Nutricional

y

psicológica !!

¡Vive sano, come sano,

diviertete!

¡Pierde Peso Diviertiéndote!

Avda. de Cantabria Nº 41-1º 09006 BURGOS Tlf. 639 954 290

¿Qué causa el sobrepeso y la obesidad?

La principal causa del sobrepeso y la obesidad es la alteración del balance de energía entre las calorías consumidas y las calorías gastadas.

 

Actualmente, se ha producido un aumento en el consumo de alimentos hipercalóricos ricos en grasa, sal y azúcares simples pero pobres en fibra, vitaminas, minerales y otros nutrientes.

 

Y a la vez, una disminución del ejercicio físico como resultado de un estilo de vida cada vez más sedentario y de muchas formas de trabajo, asi como los nuevos modos de desplazamiento y una creciente urbanización, dando lugar a enfermedades como:

 

  • Cardiopatías y accidentes cerebrovasculares
  • Hipertensión
  • Diabetes
  • Artrosis
  • Algunos tipos de cáncer (útero, mama y colon)
  • Disminuye la esperanza de vida entre 4 y 6 años
  • Aumenta por 3 el riesgo de muerte súbita

¿Qué le pedirías a un Programa ideal para perder peso?

  • Que sea realista
  • Fácil de seguir
  • Eficaz y seguro
  • No sentirme privado de alimentos
  • Que se prolongue en el tiempo
  • Que contemple todos los aspectos

¿Por qué fracasan muchas dietas y programas de control de peso?

Normalmente suelen fracasar porque la persona se siente privada de "esos momentos de felicidad” que antes tenía cuando comía aquello que deseaba. Ésta sensación de carencia hace que se disparen determinadas alarmas en nuestro cerebro para así recuperar “la normalidad” que se tenía antes de empezar la dieta.

 

No existen milagros, y si realmente quieres bajar de peso has de "entrenar tu cerebro". Es así de simple y de eficaz.

 

Los alimentos activan las mismas zonas cerebrales de placer y recompensa que las drogas, liberando endorfinas que realmente nos dan “un subidón”, y simplemente por eso “alimentamos nuestras emociones" cuando nos sentimos solos, aburridos, faltos de afecto, etc.

 

Y después nos arrepentimos, pues realmente aquello que hemos comido no ha tenido más valor que superar un estado emocional negativo.

¡Ni sentíamos hambre ni deprivación! Solo era eso: Vacío emocional.